Aqui está nuestro mundo de fantasias.

Esperamos que viajeis con nosotras a otro mundo, que os dejeis llevar por lo que Black Girls os ofrece que entreis en nuestras historias y seais parte de ellas.
By Black Girls

lunes, 5 de septiembre de 2011

Sirio (Cap.6)

Cap.6 ¿Por qué tanto misterio?
-Aquí.
-Mentiroso, sabes que te acabo sentir llegar.
-Es que acabo de llegar de correr.
-Sabes no te creo, ¿Qué escondes?
-Nada.
-Mentiroso.-Eso no había salido de mi boca.
-Michelle cállate y lárgate para arriba.-Le ordenó.
-Michelle dime la verdad anda.-Le rogué.
-Somos…
-¿Qué son?
-Hermanastros.-Respondió, no daba crédito a lo que escuchaba que importaba eso ahora.
-Ah, no lo sabia.-fue lo primero que me paso por la cabeza.
-Venga Ethan dime en donde andabas.
-Tuve que ir a un sitio.
-Dime que sitio.-Le ordene.
-A ver, no se como explicártelo, todo es muy difícil de explicar y no se por donde empezar.
-Por el principio.
-A ver eres un ángel y yo también tengo 110 años y voy a vivir toda la eternidad al igual que tu.
-¿Eh?-estaba a punto de darme algo.-¿No te puedes inventar algo más creíble?
-Es la verdad, si quieres pregúntaselo a Michelle.
-A ver demuéstrame que soy un ángel y que tu lo eres.
-Tienes una mancha de nacimiento junto al final de la espalda, casi empezando el culo.
-Si pero eso se puede saber fácilmente.
-Yo tengo una igual, ¿Cómo crees que la carta que te hice llego a tu habitación?, fui yo tenemos poderes, ¿te acuerdas cuando se te quemo el trabajo de plástica?, cuando eras pequeña.
-Si.
-Pues fuiste tu sin darte cuenta.
-Ah, ¿supuestamente que poderes tengo?
-Pues varios, tienes el de fuego, el de leer el pensamiento a veces , mucha fuerza y trasladarte de un sitio a otro.
-Y como puedo hacer para leer el pensamiento.
-Pero primero antes de entregarte tus poderes tenemos que ir a Georgia, allí están los Sirios los dioses del mundo, por ahora.
-¿Cómo que por ahora?
-Si por ahora porque los demonios, quieren hacerse con el mundo.
Yo era un ángel, no me lo podía creer.
-¿Y quienes son los demonios?
-Alex Shepherd, es un demonio y esta contigo por que te quiere joder.
-Ósea, que me estoy, volviendo loca.
-Viste, te dije que no lo ibas a entender.
-¿Cuándo me lo pensabas decir?
-Algún día.
-Los padres de Alex son los reyes de los demonios, y tu eres la elegida para defendernos.
-¿Yo?, ni loca, no se me ni defender yo voy a defender a el mundo entero de unos demonios.
-Catherine, si eres la elegida es por algo.
-Te quiero, y en estos momentos e de confesarte que me va a dar algo.-Demonios, ángeles, ¿pero que es esto?
-Kate, confía en mi, el mundo esta en tus manos.
-Pero hombre no me digas eso.-Deje caer.
-Tu sabes que te quiero ¿verdad?-Me pregunto, mientras me agarraba la espalda y me acercaba a él.
-No se, se supone.-Entonces nos empezamos a besar.
La verdad, no quería que me soltase.
-Prepárate que llegaremos tarde al instituto.-Corto.
-Como voy a ir si no tengo ropa toda esta en Seattle.
-Pues, te doy dinero y te vas de compras.
-No, no voy a coger tu dinero.
-A ver Catherine cojéelo yo tengo más, no te preocupes.
-Bueno vale.-Dije mientras agachaba la cabeza.-¿Quieres que le compre algo a Michelle?
-No, no hace falta pero si quieres, vale. Bueno adiós que se me hace tarde para llevar a Michelle y para ir yo.
Me pase el día de compras, cuando llegue por la noche Samantha estaba allí.
-Hola.-Me saludo ella.
-Hola, ¿Ethan podemos hablar?
-Si, claro.
En cuanto subimos las escaleras y entramos en la habitación le pregunte:
-¿Qué hace ella aquí?
-Nada, solo estábamos hablando.
-¿De que si se puede saber?
-Sobre lo bien que lo pasábamos cuando de pequeños íbamos a las cenas de los d…
-¿Los que ?
-Nada, no me hagas caso.
-No se, porque presiento que se traen algo entre manos, y que no es algo bueno.
-Haber Catherine, Samantha y yo somos muy buenos amigos desde pequeños.
-Si, pero…
-Déjalo Kate, me voy que me esta esperando, ah… a lo mejor después me voy.
-¿A dónde?
-Cosas mías.
-Ultimamente estas muy raro.
-Pasa de mi.
Cuando me dijo eso me quede asombrada, abrió la puerta, bajo las escaleras, cogio a Samantha de la mano y se largaron.
-¿Qué vamos a cenar?-Pregunto Michelle, mientras miraba para mi.
-¿Qué te parece una pizza?
-Bueno…, vale.-Respondió sacando una sonrisa.-Mi hermano te quiere.
-Ya lo se, ¿Por qué lo dices?
-Porque les oí hablando.
-Michelle, tu hermano esta muy raro, y me estoy preocupando.-En ese momento tocaron el timbre.-¿Quién será?
-No se, voy a ver.
-No, ya voy yo.
Cuando abrí la puerta era quien menos me esperaba.
-Hola.
-Hola, ¿Qué haces aquí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vuestros comentarios son nuestro combustible. Lo que nos da la inspiración. Asi que... !COMENTAD¡